Nicaragua


De acuerdo al Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE), la población estimada de Nicaragua a la fecha es de 6.45 millones de personas; el 51 % a mujeres y 49 % a hombres. Es un país de gente mayoritariamente joven. La población menor de 19 años, que incluye a niñas, niños y adolescentes representan más del 42 % de la población total del país.


Crisis y migración

Nicaragua sigue siendo uno de los países menos desarrollados de América Latina, donde el acceso a los servicios básicos es un desafío constante. Nicaragua mantuvo un buen ritmo de crecimiento sostenido de 4.9 % en los últimos 3 años, uno de los mayores crecimientos de la región. Sin embargo, La crisis política que el país ha experimentado desde abril de 2018, la economía se contrajo un 3.8 por ciento en 2018 y se contraería a -5 por ciento en 2019, según los últimos pronósticos del banco mundial y la CEPAL.

Según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES) estima que 417.000 personas han sido despedidas o suspendidas de sus empleos, de las que 127 000 se encuentran en el desempleo. La CEPAL, por su parte, estima que para 2019 la economía nicaragüense tendrá el segundo peor desempeño de América Latina, con un decrecimiento de -2.0 %. La crisis también ha generado un éxodo de nicaragüenses, que se refugian principalmente en Costa Rica, país que ha recibido más de 50 000 migrantes “nicas”, según las estadísticas de las autoridades migratorias de ese país.

El país posee un conjunto de leyes y políticas en las que se expresa la voluntad de respetar los derechos humanos del colectivo LGBTI. Entre las principales acciones está la creación de la Procuraduría especial de la diversidad sexual en noviembre del año 2009 bajo la dirección de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH). Cabe señalar que PDDH en 10 años no logró superar las limitaciones en el posicionamiento en espacios de incidencia política y abogacía social garante de los derechos constitucionales de estas comunidades.

Otros instrumentos legales son:

Ley 423, Ley General de Salud: Que tutela el derecho a salud, los derechos de la personas a acceder a este derecho sin discriminación alguna. Las personas con VIH tienen los mismos derechos que la población general a recibir atención en salud. Esta ley además ampara categóricamente los derechos de las personas en situación de vulnerabilidad, estableciendo la garantía de la gratuidad y dándole un carácter prioritario.

Ley No 641, Código Penal vigente desde el 2008. Derogó el anterior código de 100 años, y despenalizó las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo e incorporó cuatro artículos:

Artículo 36 que se refiere a circunstancias agravantes en la responsabilidad penal específicamente en el inciso 5 donde se habla de discriminación por orientación sexual.

Artículo 315 sobre discriminación en el empleo.

Artículo 427 que sanciona la discriminación cuando se limite el ejercicio de un derecho constitucional.

Artículo 428 que sanciona a quien públicamente promueva la realización de los actos de discriminación.


Nicaragua registra una epidemia de tipo concentrada, esto indica una prevalencia mayor al 5% en población clave. En estudio de EVC 2016 la tasa de prevalencia en población HSH es de 12,3%; en Trans femenina (PTF) el 6,2%, en mujeres trabajadoras sexuales (MTS) el 3.2%, en mujeres embarazadas de 0.17%, en población 15-49ª 0,30%, en jóvenes de 15 a 24 años la prevalencia es de 0,25%, en adolescentes 15-19 es del 0,1% y en privados de libertad (PPL) de 3.1%. (Ministerio de Salud Nicaragua, 2017)

Según las estadísticas epidemiológicas del MINSA, en los últimos tres años 2015 al 2017 (se desconocen los datos epidemiológicos 2018); registran 1944 nuevas infecciones por VIH en población masculina, de las cuales 633 (33 %), corresponden a Hombres que tiene sexo con otros hombres. De igual manera la tasa de incidencia por cada 100 mil, en hombres heterosexuales pasó de 38 en 2015, a 25 en 2016 y 15 en el 2017, no así en HSH, que aumento de 191 en 2015 a 448 en el 2016 hasta 523 en el 2017; superando 17 veces la tasa de incidencia nacional. De la misma manera las probabilidades de infección por VIH en hombres heterosexuales son de 8 por 100 mil, y en cambio en HSH es de 130 por 100 mil. Por tanto, existe una falsa percepción, de una tendencia a la reducción de nuevas infecciones por VIH en el país, las estadísticas epidemiológicas nos indican un incremento alarmante de la epidemia por VIH en HSH en los últimos 3 años.

La ley 820: ‘Ley de Promoción Protección y Defensa de los Derechos Humanos ante el VIH y Sida para su prevención y atención’ tiene sus antecedentes en la Ley 238, a la que se han ampliado los miembros con voz y voto en la Comisión Nicaragüense del Sida, teniendo representación las poblaciones claves.

Resolución Ministerial 671-2014 del Ministerio de Salud, que establece la no discriminación por orientación sexual, e identidad de género, además insta a la atención con calidad en las unidades de salud pública y privada, y establece la imposición de sanciones a quien no acate esta normativa, asimismo establece mecanismos para la interposición de denuncias; según lo establecido en la Ley 641, Código Penal, en lo relativo al delito de No discriminación.

Los gastos de atención y tratamiento dependen en gran proporción de recursos externos, y representan el 30% del total del gasto para 2012, según el Estudio Caso de inversión en SIDA 2012; fueron USD 7.2 millones de dólares, correspondiente a los recursos destinados a la TAR, los suministros para la atención de infecciones oportunistas y gastos de los recursos humanos.

Según el Estudio Caso de inversión en SIDA 2012, el 59% del gasto total del año 2012 (U$14.25 millones), se destinó para la prevención, sin embargo, la inversión en Poblaciones Clave fue del 5.26% equivalente a USD 0.75 millones, de los cuales el 1.6% (USD 0.4 millones); se destinaron para HSH y población Transgénero, y 1.5% (USD 0.35 millones) en MTS y sus Clientes; aun cuando la prevalencia del VIH en Poblaciones Claves, es entre 11 y 85 veces mayor que la de la población general.

El gasto de prevención para Poblaciones Clave es financiado en su totalidad con fuentes externas (Fondo Mundial y USAID). Esta dependencia ha puesto a reaccionar sobre los escenarios para alcanzar la sostenibilidad de las acciones alertando y animando al país a tener mayor participación en el gasto dirigido a este segmento de población, a fin de reducir las brechas de financiamiento de forma gradual ante la disminución inminente de fondos externos.

Organización representante de GayLatino en Nicaragua:

El Centro para la Educación y Prevención del Sida “CEPRESI” es una asociación civil sin fines de lucro, de base comunitaria, legalmente constituida según las leyes de la República de Nicaragua, un 19 de Mayo de 1993, dirigida por profesionales de diversas disciplinas. 26 años respaldan a CEPRESI como una organización referente de carácter nacional y regional en Centro y Latinoamérica, con trabajo y liderazgo político en la promoción y defensa de los Derechos Humanos de la Diversidad Sexual, promoviendo la educación en Derechos Humanos y construcción de ciudadanía, la educación y prevención de las ITS y el VIH/Sida, salud sexual y reproductiva, el enfoque de género, la nueva masculinidad, el acceso a la salud universal, y la promoción de la participación ciudadana como pilar fundamental del Estado de Derecho.

A lo largo de estos años, CEPRESI ha venido desarrollando una serie de programas y acciones encaminadas al cumplimiento de la misión, visión y objetivos estratégicos de la organización, respondiendo a la vez a la cambiante dinámica social, política, económica y epidemiológica que ha enfrentado el país a través del tiempo.

Nuestro planteamiento institucional se ha mantenido retomando un trabajo reflexivo, propositivo y de educación para promover relaciones equitativas y de igualdad, estamos comprometidos con la labor social y el respeto a los derechos y garantías emanadas del ordenamiento jurídico nacional y mecanismos de protección internacional.


Delegado GayLatino: Norman Gutierrez Morgan.

Dirección: Managua, Nicaragua, Calle Principal de Altamira, contiguo a la Ferreteria Morales Cuadra, Casa 214. Teléfono: 505 22707988 - Email: direccion@cepresi.org.ni . Sitio Web: www.cepresi.org.ni