Chile


Chile está ubicado en América del Sur de cara al Océano Pacífico. Limita con Argentina y Bolivia. Es considerado un país en vías de desarrollo y de ingreso alto, dado su PIB per cápita de 27 mil dólares. Desde 2005 mantiene el per cápita más alto de la región.

Posee 17.574.003 habitantes de acuerdo al censo del 2017. Los hombres constituyen una población de 8.601.989 y las mujeres de 8.972.014. El 43 % de la población es menor de 30 años. La población de entre 15 y 29 años representa al 24,3% de la población total, es decir, 4.262.916 personas. De ellas, el 36% se concentra mayoritariamente en el tramo de edad comprendido entre los 20 a 24 años, llegando a 1.528.692 personas.


Chile es un país que tiene enormes deudas con la población LGBTI y con los derechos humanos en general. En parte, su estructura conservadora –hasta hace poco, muy apegada al catolicismo- hizo que se postergaran largamente derechos para mujeres, personas LGBTI y más. Un ejemplo insólito es la tardanza con que aprobó su ley de divorcio, sancionada recién el año 2000. Algo similar ocurrió con la Ley que despenalizó el “delito de sodomía”, que se promulgó recién en 1999.

Con la popularidad en caída de la Iglesia Católica (su aprobación llega al 14% en el país de acuerdo a encuestas de 2019), y el surgimiento de movimientos sociales poderosos, la cultura del país ha ido transitando de conservadora a liberal. Eso explica, por ejemplo, que en 2012 se aprobara la Ley 20.609 que establece medidas contra la discriminación, en 2015 la Ley 20.830 que crea la unión civil, y en 2018 la Ley 21.120 que reconoce y da protección al derecho de la identidad de género.

El 17 de mayo del 2019 la Fiscalía Nacional lanzó el Observatorio contra la violencia hacia personas LGBTI para el registro y monitoreo de casos vinculados a la orientación sexual y la identidad de género.

Ley Antidiscriminación: La Ley 20.609 más conocida por su nombre no oficial “Ley Zamudio”, porque fue aprobada tras el crimen del joven Daniel Zamudio, tiene por objetivo fundamental instaurar un mecanismo judicial que permita restablecer eficazmente el imperio del derecho toda vez que se cometa un acto de discriminación arbitraria, estableciendo un procedimiento judicial y medidas sancionatorias en caso de comisión de un acto de ese tipo.

Chile no posee matrimonio igualitario. Sí posee la Ley de Unión Civil, aprobada por el gobierno de Michelle Bachelet. El acuerdo de unión civil es un contrato celebrado entre dos personas que comparten un hogar, con el propósito de regular los efectos jurídicos derivados de su vida afectiva en común, de carácter estable y permanente. Los contrayentes se denominan convivientes civiles y serán considerados parientes para los Código Civil. Su celebración confiere el estado civil de conviviente civil. El término de este acuerdo restituye a los contrayentes el estado civil que tenían antes de celebrar este contrato. No obstante, existen varios proyectos de ley de matrimonio igualitario pero aún sin apoyo del poder Ejecutivo actual.


En Chile el VIH es una epidemia concentrada en población de varones gays y HSH (hombres que tienen sexo con otros hombres). El 85 % se concentra en hombres, el 70 % de ellos declara haber tenido relaciones sexuales con otros hombres. La epidemia es de carácter sexual en un 99 %. La prevalencia de la epidemia es de un 0,5 en la población general, pero se presenta entre un 17 y 21 en la población de hombres gays y HSH.

En el último quinquenio los casos de VIH/sida han aumentado significativamente en todos los grupos de edad, con un fuerte incremento en jóvenes HSH entre 20 a 29 que hoy son el principal grupo detectado, seguido del grupo de 30 a 39 años.

La tasa de mortalidad en la actualidad es de 3,1. El 87 % de las personas fallecidas son hombres.

La Ley de SIDA N° 19.779 tiene por objeto la educación, la promoción de la salud, la prevención, el diagnóstico, la vigilancia epidemiológica y la atención e investigación sobre el virus de la inmunodeficiencia humana o VIH y el síndrome de la inmunodeficiencia adquirida o Sida, además la Ley garantiza la confidencialidad y la no discriminación a las personas que viven con VIH. Las ley ha sido complementada con una serie de protocolos y reglamentos posteriores, el más reciente de ellos el que regula el testeo visual (test rápido) de 2018.

Toda persona que vive en Chile y vive con el VIH puede recibir el tratamiento, esto incluye a migrantes residiendo en el país. De acuerdo a la ley citada, el Estado provee servicios y medicamentos a las personas.El financiamiento está asegurado ya forma parte de las Garantías Explícitas en Salud (GES). Los medicamentos se entregan en forma gratuita a usuarios del sistema público y con un copago en el sistema privado.

Desafíos pendientes para Chile

a) La tasa de transmisiones de VIH más alta de Latinoamérica (34% de incremento en ocho años, según ONUSIDA).

b) Débil institucionalidad para la defensa de las personas LGBTI, cuya vulneración de derechos sigue vigente en distintas áreas de la sociedad. Pese a que la Ley Antidiscriminación obliga a los órganos del Estado a crear las condiciones para la no discriminación, no existen mayores esfuerzos por institucionalizar la lucha contra las vulneraciones de las que son objetos las poblaciones diversas.

c) Inexistencia de matrimonio igualitario.

d) Inexistencia de normas para la adopción de parte de personas LGBTI y/o regulación de coparentalidad.


Organización representante de GayLatino en Chile:

País para todos.

Contacto:

Jaime Parada.

Activista LGBTI.

Concejal por Providencia.

jparadah@gmail.com +56975282408